¡La infección respiratoria viral canina!

Los Adenovirus son virus de ADN que infectan una variedad de especies animales. El CAV-2 se encuentra en todo el mundo y principalmente Infecta el tracto respiratorio de los perros.

En una revisión bibliográfica muy sucinta, según Craig Greene y Janes Sykes, dos expertos con  una amplia experiencia investigativa y clínica del manejo de las enfermedades infecciosas en  caninos y felinos, tienen la siguiente opinión acerca del ADENOVIRUS TIPO II como infección  respiratoria viral canina. 
La enfermedad respiratoria infecciosa canina (CIRD), también conocida por nombres comunes como; “Traqueobronquitis Infecciosa Canina”, “Tos de las Perreras (Kennel Cough)”, “Tos de Perro”, Grupa canina”, “Enfermedad Respiratoria de Contagio Agudo”, y “Complejo Enfermedad Respiratoria Contagiosa Canina”. Genera un ataque agudo respiratorio típicamente desarrollado en las vías respiratorias altas, La etiología de la infección es compleja e involucra a varios virus y bacterias, estos agentes patógenos actúan solos o sinérgicamente, algunos de estos patógenos que acompañan CIRD son, “Virus de Influenza Canina (CIV)”, “Coronavirus Respiratorio Canino (CRCoV)” “Virus de Parainfluenza Canina (CPIV)” y “Bordetella Bronchiseptica” como patógeno bacteriano.

Estos dos últimos están descritos como los principales patógenos recuperados después de un brote con CIRD.  “EL POTENCIAL DE CO-INFECION ES ALTO LO QUE HACE QUE SU DIAGNOSTICO, TRATAMIENTO Y PRECENCION SEAN UN PROBLEMA” por tal motivo es importante prevenirlo.

ADENOVIRUS-2 CANINO

Los Adenovirus son virus de ADN que infectan una variedad de especies animales. El CAV-2 se encuentra en todo el mundo y principalmente Infecta el tracto respiratorio de los perros. En raras ocasiones, se ha implicado como causa de enteritis en perros, se ha encontrado aislado en el cerebro de cachorros con signos neurológicos. El virus se replica en células epiteliales bronquiales no ciliadas; células epiteliales de la mucosa nasal, faringe y criptas amigdalinas; células mucosas en el tráquea y bronquios; y células epiteliales alveolares tipo 2. El CAV-2 También se puede aislar en los nódulos linfáticos retrofaringeos y bronquiales, así como en células epiteliales del tracto intestinal. La liberación del virus por lo general, cesa de 1 a 2 semanas después de la infección inicial, dependiente del estado inmunológico del paciente. Es importante tener presente que independiente que CAV-1 también cause lesión en el epitelio respiratorio, el CAV-2 es causante predominante a desencadenar CIRD y predispone a sus pacientes a adquirir co-infecciones para generar complejos respiratorios.

Recordemos los signos clínicos y la transmisión

La transmisión se produce por aire, pero el contacto directo entre los perros y la transmisión de fómites (manos, ropa, recipientes de agua y alimentos contaminados, pasillos comunes y áreas de ejercicio) son rutas importantes en entornos densos de población. Las células de la laringe, la tráquea, los bronquios y, a veces, la mucosa nasal, los bronquiolos y los alvéolos están infectados, la infección con virus respiratorios puede estar asociada sin signos, o puede ocurrir neumonía complicada y muerte.

En general, la morbilidad es alta, pero la mortalidad es baja. Los signos clínicos de enfermedad respiratoria aguda incluyen fiebre leve, tos paroxística severa o «ronca», secreción nasal serosa y, a veces, estornudos, pero por lo general los perros afectados suelen estar alertas, activos y apetitosos. La tos puede ir seguida de arcadas, que pueden ir seguidas de la producción de moco espumoso. Una alteración de la corteza puede ocurrir en perros que desarrollan laringitis, amigdalitis y / o faringitis.

Una pequeña relación entre CAV-1 y CAV-2

Hepatitis infecciosa canina (ICH), causada por el adenovirus canino (CAV) -1, tiene homogeneidad serológica mundial, así como inmunológica similitudes con los adenovirus humanos. CAV-1 es antigénicamente y genéticamente distinta de CAV-2, el Herpesvirus canino (CHV) se implica más comúnmente como un Infección sistémica grave, frecuentemente fatal, de cachorros de menos de 2 semanas de edad. En perros adultos, la infección es a menudo subclínica o latente. Sin embargo, el CHV agudo o reactivado puede causar problemas respiratorios. Con signos de rinitis y faringitis. Sin embargo, el incremento de CHV latente puede conducir a la excreción viral intermitente después de una co-infección fisiológica o estrés farmacológico (glucocorticoide). Por lo tanto, El papel de CHV en CIRD (CAV-2) ha sido controvertido.

Información obtenida de los libros “CANINE AND FELINE INFECTIOUS DISEASE (1ST EDITION, 2013) JANE E. SYKES CHAPTER 17, P 170 – 178” Y “INFECTIOUS DISEASE OF THE DOG AND CAT (4TH EDITION, 2012) CRAIG E. GREENE CHAPTER 6 P 55 – 65”. 

PATOGÉNESIS

Durante muchos años, los principales patógenos virales  asociados con CIRD han sido CPIV y CAV-2. El CIV y CRCoV son agentes adicionales. Sin embargo, en el ámbito clínico, Es razonable suponer que la coinfección, que involucra dos o más patógenos simultáneamente en el mismo paciente, puede ocurrir. Desafortunadamente, la información sobre la patogenia y comorbilidad de CIRD en perros es limitada.

1 CPV, VIRUS PARVOVIRUS CANINO; CDV, VIRUS DISTEMPER CANINO; CAV2, VIRUS ADENOVIRUS CANINO 2

ESTUDIOS ADENOVIRUS 2 (CAV-2)

PRUEBA EFICACIA – PRUEBA DESAFÍO

Desafío con una cepa heteróloga CAV 1 después de dos semanas de la segunda vacunación inoculada por ruta IV, sin presentar sintomatología ni cambios en el leucograma.

PLAN DE VACUNACIÓN